Disartria

Disartria

Disartria

La disartria, es una dificultad para articular las palabras debido a problemas con los músculos que ayudan a hablar.

En una persona con disartria, un trastorno nervioso, cerebral o muscular dificulta el uso o control de los músculos de la boca, la lengua, la laringe o las cuerdas vocales, los cuales producen el habla.

La disartria puede ser el resultado de daño cerebral debido a:

  • Tumor cerebral
  • Demencia
  • Accidente cerebrovascular
  • Lesión cerebral traumática

Estrategias para mejorar la disartria

  • Técnicas de masticación o deglución seguras, de ser necesario
  • Evitar conversaciones cuando esté cansado
  • Repetir los sonidos una y otra vez de manera que pueda aprender los movimientos de la boca
  • Hablar lentamente, usar una voz más fuerte y hacer pausas para verificar que los demás le entiendan
  • Incrementar el movimiento de la boca, la lengua y los labios
  • Mejorar la articulación de las palabras para que la persona pueda hablar con mayor claridad
  • Enseñar a los familiares y personas al cuidado del paciente con disartria estrategias para una mejor comunicación
  • En los casos más graves, aprender a usar métodos alternos de comunicación (por ejemplo, gestos sencillos, tableros de comunicación con el abecedario, o equipo electrónico o computarizado)

Es importante que tanto la persona que tiene disartria como sus interlocutores colaboren para poder mejorar la interacción. He aquí algunos consejos de utilidad tanto para el hablante como para el oyente.

Consejos para la persona con disartria

  • Presentar el tema del que quiera hablar con una sola palabra o frase corta antes de comenzar a hablar en oraciones más completas
  • Verificar que los oyentes entiendan lo que dice
  • Hablar alto y despacio; hacer frecuentes pausas
  • Tratar de limitar la conversación cuando se sienta cansado, ya que será más difícil entender lo que dice
  • Si se siente frustrado, tratar de usar otros métodos, como apuntar o hacer gestos, para comunicar el mensaje; o tomarse un descanso y probar de nuevo más tarde

Consejos para el oyente

  • Reducir las distracciones y el ruido de fondo
  • Prestar atención al hablante
  • Mirar a la persona cuando hable
  • Indicarle al hablante cuando tenga dificultad en entenderle
  • Repetir sólo la parte del mensaje que haya entendido de modo que el hablante no tenga que repetir la totalidad del mensaje
  • Si aun así no entiende el mensaje, hacer preguntas a las que el hablante pueda responder sólo sí o no, o pedir al hablante que escriba el mensaje que trata de comunicarle

La  terapia del habla y el lenguaje es necesaria para ayudar a recuperar el habla normal. Un terapeuta puede determinar la gravedad de las dificultades del discurso, desarrollar un plan de tratamiento para mejorarlo y trabajar para ayudar al paciente con disartria a comunicarse de manera efectiva.

Fuente: Lic. Alma Ponce

Especialista en Audición y Lenguaje

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

Comments

comments