¿Mi hijo tiene apraxia infantil?

Mi hijo tiene apraxia infantil

Mi hijo tiene apraxia infantil

La apraxia infantil es un trastorno motriz en donde los niños no pueden realizar ciertos gestos o movimientos. Los niños con apraxia se pueden identificar en clase de educación física ya que se muestran como lentos e inhábiles. Dentro del aula, estos niños no logran organizar sus materiales,  se les dificulta el manejo de la escritura, tienen poca coordinación motriz y presentan alteraciones en el esquema coporal.

Para identificar la apraxia infantil, debes considerar si tu hijo:

  1. No pronuncia ciertos sonidos correctamente en algunas palabras, pero demuestra la habilidad de pronunciarlos bien en otras palabras (por ejemplo, dice “tapo” por “sapo”, “sama” por “dama”)
  2. No utiliza todos los sonidos consistentemente (por ejemplo, a veces pronuncia correctamente una palabra sencilla pero otras veces no)
  3. Frecuentamente omite sonidos de palabras (por ejemplo, el niño dice “ga-o” por “gato”)
  4. No pronuncia correctamente las vocales en palabras (por ejemplo, el niño dice “mes” por “más”)
  5. Cuando aumenta el largo de la palabra o frase, aumentan los errores.
  6. Crea palabras utilizando el patrón sencillo consonante + vocal (por ejemplo, dice “gobo gane” por “globo grande”)
  7. Demuestra dificultad en la imitación y repetición de palabras o frases
  8. Cambia frecuentemente la prosodia (patrones de la melodía) del habla
  9. Hay progreso lento en terapia del habla

Los estudios médicos que se realizan para detectar la apraxia infantil son: tomografía computarizada y electroencefalograma (EEG) para detectar si existen tumores o lesiones en el cerebro, descartar la epilepsia como causa de un problema y cualquier infección que puede estar afectando el cerebro. Posteriormente se debe realizar una valoración lingüística.

A continuación te sugerimos algunas actividades que puedes realizar con tu hijo si presenta apraxia infantil:

  • Realizar actividades que disminuyan el ritmo del habla, pues por lo general tienden a hablar rápidamente lo cual hace ininteligible el habla.
  • Practicar sonidos de fonemas de manera aislada frente a un espejo.
  • Leer una lista de oraciones simples mientras un metrónomo marca un ritmo lento para hablar.
  • Aprender a hablar lentamente y con una adecuada  articulación y entonación.
  • Mantener un ambiente relajado y tranquilo al conversar.
  • Leer en voz alta y mirándose en un espejo diariamente.
  • Realizar actividades de fonación y ritmo

Los niños con apraxia del habla requieren de un intensivo y frecuente plan individual de terapia de lenguaje. El tiempo y continuidad que el niño reciba de esta terapia dependerá individualmente de cada niño, pero entre más afectado esté un niño por este trastorno, mayor es la necesidad de una terapia intensiva y frecuente del habla. A medida de que un niño mejora, menos frecuente será la terapia individual necesaria.

La terapia de lenguaje para niños con apraxia ayudará en la planeación, la programación y la producción de movimientos precisos para el habla. Adicionalmente, los niños con el trastorno de apraxia de lenguaje tendrán que trabajar en otras habilidades de comunicación en donde se involucre a la familia y maestros.

Fuente: Lic. Alma Ponce

Especialista en Audición, Voz y Lenguaje

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

Comments

comments