TDAH

TDAH

TDAH

El trastorno por déficit de atención TDA y el trastorno por déficit de atención con hiperactividad TDAH afectan a niños, adolescentes y adultos y se caracterizan por presentar problemas en el área de atención, impulsividad y exceso de actividad, lo cual se presenta del 5 al 8% de los niños en edad escolar a del 2 al 4% de los adultos.

De acuerdo a especialistas, existen tres subtipos de TDA/H (falta de atención, hiperactivo-impulsivo y combinado). El diagnóstico depende de los criterios del diagnóstico específicos que se manifieste.

Se trata de un trastorno del comportamiento caracterizado por distracción moderada a grave, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas.

Habitualmente, los síntomas de TDAH empeoran en las situaciones que exigen una atención o un esfuerzo mental sostenidos o que carecen de atractivo o novedad intrínsecos (escuchar al maestro en clase, hacer los deberes, escuchar o leer textos largos que no son de sus gustos, o trabajar en tareas monótonas o repetitivas).

¿Cómo identificar TDA?

Los síntomas persisten durante 6 meses:

  1. No parece escuchar
  2. Se olvida de las cosas
  3. Manifiesta dificultades para seguir instrucciones
  4. Tiene dificultades para prestar atención
  5. Se distrae con facilidad
  6. Parece desorganizado
  7. Impulsividad
  8. Está inquieto
  9. Le es difícil jugar tranquilamente
  10. Interrumpe a los demás
  11. Se levanta cuando no debe
  12. Habla demasiado

El diagnóstico de TDA  se basa en una valoración especializada para identificar  las  posibles causas de las dificultades del niño. Es decir, historia clínica o información sobre desarrollo, antecedentes médicos y familiares; una evaluación por parte de profesionales  incluyendo a un psicólogo y neurólogo.

Una vez establecido el diagnóstico de TDA existen opciones de tratamiento, incluyendo el cognitivo- conductual  y medicación (en caso de ser necesaria). Por esta razón es importante que los padres y maestros se involucren en el tratamiento.

Hasta un 70-80% de niños con TDAH responde a la medicación estimulante, que ayuda con frecuencia a mejorar los síntomas. Este tipo de medicación contribuye a frenar  las conductas impulsivas e hiperactivas, lo que permite al niño concentrarse y aprender. La medicación “estimulante” suele ser bien tolerada y a penas origina efectos secundarios. Los niños que siguen dicho tratamiento no corren mayor riesgo de volverse drogodependientes más adelante.

La identificación, diagnóstico y tratamiento adecuado  ayudarán a que los niños y adolescentes afectados con este trastorno puedan desarrollar todo su potencial.

Fuente: Lic. Rosario Kúsulas

Especialista en Psicología Infantil

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

banner-terapias

Comments

comments