Tips para acercarme a mi hijo adolescente

Tips para entender a mi hijo adolescente

Tips para acercarme a mi hijo adolescente

A medida que van madurando, los adolescentes empiezan a pensar de un modo más abstracto y racional. Se están formando su propio código ético, su propia escala de valores, y es posible que constates que tu hijo, que antes tendía a  complacerte, de repente, empieza a autoafirmarse (y a afirmar sus opiniones) y a rebelarse contra tu control paterno.

Hablar con tu hijo adolescente sobre sus cambios físicos y emocionales, es fundamental ya que responder a sus primeras preguntas con respecto a estos cambios y comunicarte abiertamente con él mantendrá abierta la interacción y confianza entre ustedes.

Sugerencias para acercarte a tu hijo adolescente

  • Mantener siempre una cercanía emocional, procurando la comunicación, confianza, y respetando su privacidad aun y cuando ésta implique un reto. Esta es una de las etapas en donde tu hijo se encuentran más vulnerable y el estar cerca de él te permitirá conocer lo que hace y así evitar malas influencias que pueda dañarlo.
  • No importa que tu hijo tenga nuevos intereses o preferencias en donde no se incluya a la familia, ésta etapa es temporal, y la base para que se supere con éxito es el amor, el apoyo y el acompañamiento incondicional que se le brinde en el hogar.
  • Proporcionarle seguridad permitirá fortalecer su vínculo y superar los altibajos de esta etapa.
  • La paciencia es fundamental en esta etapa, por lo que debes saber que asimilar estos cambios le llevará tiempo.
  • Todos los cambios que manifieste tu hijo en la adolescencia intenta no tomarlos de manera personal. Sino por el contrario, aceptarlos como parte de tu desarrollo e independencia.
  • Compartir con ejemplo las cualidades que quieres que tu hijo adolescente aprenda y practique,  tales como  una comunicación respetuosa, gentileza, alimentación sana y cumplimiento de sus responsabilidades diarias sin quejas, lo que incrementará las posibilidades de que cumpla con ellas.
  • Permitirle mayor espacio personal para su crecimiento favorecerá la relación padre-hijo.
  • Las negociaciones son más eficaces que las confrontaciones. Ante situaciones de desacuerdos lo mejor es promover la negociación y buscar un punto medio. Pero también debes recordar que también hay situaciones no negociables.
  • Por muy complicado que parezca en esta etapa los límites tienen que ser muy claros, por lo que debes seguir promoviendo las consecuencias de sus actos independientemente sean éstas positivas o negativas.

A medida que tu hijo avance por los años de la adolescencia, notarás que disminuyen los altibajos emocionales propios de esta etapa. Y, al final, se convertirá en un joven independiente, responsable y comunicativo.

Fuente: Lic. Patricia Rojas

Especialista en Psicología

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

Comments

comments

Chatea con nosotros
¿Necesitas ayuda?
¡Bienvenid@! Gracias por comunicarte a Reconstruye 😀 ¿Cómo podemos ayudarte?
Powered by