Pérdida Auditiva en Adultos

Pérdida Auditiva en Adultos

Pérdida Auditiva en Adultos

La pérdida auditiva en adultos es una disminución de la capacidad para percibir o discriminar sonidos. En los adultos, la pérdida auditiva puede ser parcial o total, súbita o gradual, temporal o permanente. Puede afectar a un oído o ambos.

La pérdida de audición en los adultos es uno de los problemas crónicos más comunes y lamentablemente la incidencia aumenta con la edad. Afecta a todos los segmentos de la población y a todos los niveles socioeconómicos.

Aproximadamente más del 30% de las personas mayores de 65 años tienen cierto grado de pérdida auditiva, y se estima que entre el 40% y el 66% de las personas de 75 años o más tiene pérdida de la audición. Esta puede ser hereditaria o puede ser el resultado de un traumatismo en la cabeza, exposición al ruido, o medicamentos ototóxicos.

¿Cuáles son las causas de la pérdida auditiva en adultos?

  •  Enfermedad del oído medio: una infección bacteriana del oído medio puede lastimar el tímpano, dañar los huesos del oído medio o causar la acumulación de líquido.
  • Ruido: sin la adecuada protección para los oídos (orejeras o tapones para oídos), los sonidos fuertes pueden dañar células dentro del oído. Esta es una forma de pérdida auditiva neurosensorial y es la causa de pérdida auditiva más frecuente en los adultos americanos. La explosión de un sonido extremadamente fuerte, como un disparo de un arma o un petardo puede ser la causa de la pérdida auditiva inducida por el ruido. A menudo la causa es la exposición prolongada a sonidos fuertes de intensidad baja, tales como el ruido en una fábrica o música rock. La personas pueden desarrollar también pérdida auditiva de sonido inducida por el ruido al realizar actividades recreacionales, tales como escuchar música fuerte, explotar petardos o armas, operar cortadoras de césped o sopladores de hojas.
  • Otoesclerosis: esta pérdida auditiva de conducción causa el crecimiento excesivo y anormal de uno o más huesos del oído medio. Evita que los huesecillos se muevan normalmente. La otoesclerosis es hereditaria. Afecta al 1% de los americanos adultos y es frecuente entre las mujeres blancas de mediana edad.
  • Neuroma acústico: este tumor no cancerígeno (benigno) crece en la parte del octavo nervio craneal, que transporta señales al cerebro. Como este tumor se desarrolla cerca del centro que controla el equilibrio y la audición, a menudo causa mareos y problemas de equilibrio así como la perdida auditiva gradual. Los neuromas acústicos se presentan en adultos entre los 30 y 60 años.
  • Enfermedad de Ménière: generalmente causa mareos, pérdida auditiva, zumbido en los oídos (acúfenos) y una sensación de opresión en uno o ambos oídos. Aunque los estudios sugieren que la enfermedad de Ménière está relacionada con un cambio en el volumen del líquido dentro del oído, se desconoce la razón de este cambio de volumen.
  • Traumatismo: muchos tipos de accidentes pueden causar pérdida de la audición, incluidas las heridas con arma blanca, los balazos o los golpes en los oídos o cráneo. La pérdida de audición puede ser causada por una lesión en el tímpano por explosión o simplemente por un hisopo (Q-tip) que perfora el tímpano.
  • Pérdida auditiva neurosensorial repentina: es una emergencia médica. La persona pierde audición en un período de tres días o menos. En el 85 al 90% de los casos, se desconoce la causa, aunque muchos médicos creen que el problema puede ser una infección viral. Los médicos diagnostican este tipo de pérdida auditiva en alrededor de 4.000 americanos cada año. En el 90% de los casos, solo un oído se ve afectado.
  • Fármacos: muchos medicamentospueden dañar al oído y causar pérdida auditiva. Estos incluyen:
    • Antibióticos, tales como la eritromicina (varias marcas comerciales), vancomicina (Vancocin), tetraciclina (varias marcas comerciales) y aminoglicósidos, tales como la gentamicina (varias marcas comerciales), estreptomicinas (Zanosar), tobramicina (Nebcin) y amikacina (Amikin).
    • Los quimioterapeúticos tales como la ciplastina (Platinol), el 5-fluorouracilo (Ancobon) y la bleomicina (Blenoxane).
    • Aspirina.
    • Medicamentos antipalúdicos.
  • Edad: la pérdida de la audición relacionada con la edad, conocida como presbiacusia, no es solo una enfermedad, sino una categoría para determinar los efectos acumulados del envejecimiento en los oídos. En la mayoría de los casos, la pérdida auditiva comienza después de los 60 años y se hace generalmente más evidente en los hombres que en las mujeres. Ambos oídos se ven afectados. Generalmente es más difícil escuchar tonos agudos (voces de mujeres, violines) que todos graves (voces de hombres, el bajo). Como esto va ocurriendo de manera gradual, la persona puede no darse cuenta de que tiene problemas auditivos.
  • Otras causas: existen más de 100 causas diferentes de pérdida auditiva en adultos. La causa más frecuente y reversible es una extrema acumulación de cera en el canal auditivo e infecciones agudas en el oído medio y externo.

Los efectos de las pérdidas auditivas no tratadas pueden ser solucionados. El uso de audífonos, combinado con una efectiva rehabilitación de la comunicación o un entrenamiento auditivo, pueden ayudar a la persona hipoacúsica a vivir plenamente, socialmente involucrada, viviendo en un mundo lleno de sonidos.

Fuente: Lic. Alma Ponce

Especialista en Audición y Lenguaje

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

Comments

comments

Chatea con nosotros
¿Necesitas ayuda?
¡Bienvenid@! Gracias por comunicarte a Reconstruye 😀 ¿Cómo podemos ayudarte?
Powered by