Amigos Imaginarios en la Infancia

 

Amigos Imaginarios en la Infancia

Amigos Imaginarios en la Infancia

Es muy común que en la etapa de los 2 ó 3 años de edad, algunos seres, amigos, o héroes imaginarios aparezcan e invadan el día a día de los niños. Muchos niños empiezan a desarrollar un mundo de fantasía paralelo a la realidad en que viven. Si tu hijo está pasando por esta etapa, no te asustes ni te preocupes, porque eso es absolutamente normal.

Los amigos imaginarios en la infancia  pueden ser de distinta naturaleza, como personas u objetos, peluches, monos o personajes inventados. Y es con ellos con quienes el niño tiene un espacio para conversar, jugar y pelear.

En general, se supone que los amigos imaginarios en la infancia tienen una función positiva para los niños en momentos en que ellos no son capaces de expresar bien sus sentimientos. Incluso hay ocasiones en que sus propios sentimientos negativos se los atribuyen a ellos. Por ejemplo, para evitar un reto o castigo el niño culpa a su amigo imaginario.

Los amigos imaginarios en la infancia también surgen como respuesta a las idealizaciones e ideas positivas. Junto a estos personajes tienen espacio para satisfacer sus anhelos y deseos, en general, en esas instancias pueden satisfacer algunas necesidades que no tienen en su entorno habitual.

Por lo tanto, los amigos imaginarios en la infancia surgen para satisfacer algunas necesidades que no se les brinda a los niños en su medio. Hay autores que también plantean que surgen debido a que el niño presenta carencias afectivas.

Este nuevo universo de superhéroes, de monstruos, de fantasmas, de hadas y de otros amigos, ayudarán a tu hijo a crecer y a desarrollar sus emociones y creatividad. Le ayudarán a expresar sus miedos, sus alegrías, sus inquietudes y sus más profundos deseos.

Los niños son conscientes del mundo real, pero a esas edades todavía se les dificulta asimilarlo y aceptarlo tal como es. Por esta razón ellos crean un mundo donde todo es posible, permitido y solucionado ya que es la etapa del pensamiento mágico de los niños.

El amigo imaginario en la infancia  puede ser un osito de peluche, un soldadito, cosas, animales, etc. Estos adquieren vida y los niños conversan, juegan y pelean con ellos.

A través del amigo imaginario los niños:

  • Liberan sus sentimientos positivos y negativos
  • Proyectan sus conflictos, miedos y fobias delante de nueva
  • Proyectan sus conflictos, miedos y fobias delante de nuevas situaciones, como la de tener que abandonar el pañal, ir a la guardería, cambiarse de casa, tener que enfrentar algún reto o realidad diferente
  • Adquieren más confianza en si mismos. En su «lógica», si su amigo imaginario consigue vencer al mal, él también es capaz de hacerlo
  • Se sentirán más fuertes y capaces lo que favorecerá a su autoestima
  • Controlarán mejor sus emociones
  • Entienden de mejor manera el punto de vista de la otra persona, en este caso, lo de su amigo imaginario
  • Desarrollan habilidades sociales

Se han hecho muchas observaciones al fenómeno del amigo imaginario. Algunos expertos aseguran que los hijos únicos que solamente conviven con adultos, son los más propensos a tener amigos imaginarios y los utilizan para llenar esta carencia social. Otros afirman que el fenómeno se da normalmente en los niños más sensibles, con mayor imaginación y fantasía. Y hay los que dicen que los niños que en la infancia tiene amigos imaginarios, podrán convertirse en artistas en la edad adulta. Cada niño es diferente por lo cual es fundamental el manejo adecuado de los amigos imaginarios en la infancia.

Fuente: Lic. Jessica Sebastian

Especialista en Psicología Infantil

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

 

Comments

comments

Chatea con nosotros
¿Necesitas ayuda?
¡Bienvenid@! Gracias por comunicarte a Reconstruye 😀 ¿Cómo podemos ayudarte?
Powered by