Enuresis Infantil

Enuresis Infantil

Enuresis Infantil

Cuando hablamos sobre la enuresis infantil nos referimos a la emisión involuntaria de orina ya sea durante el día o por la noche. La edad para determinar que tu  hijo padece enuresis infantil se establece a una edad en la que se espera que haya control al respecto, es decir, a partir de los 4 – 6 años.

¿Cómo se clasifica la enuresis infantil?

  • Primaria: esta es cuando tu hijo nunca ha conseguido controlar su pipí.
  • Secundaria: cuando tu hijo logra por un periodo de tiempo superior a seis meses controlar su pipi y después pierde este control.
  • Diurna: el descontrol se presenta durante el día.
  • Nocturna: sólo se presenta en las noches (suele ser la más común).
  •  Mixta: se presenta en ambos momentos del día.

El origen de la enuresis infantil es multi causal y difiere en cada caso, por eso cuando tu  hijo presenta enuresis es importante descartar las causas que estén generando esta situación para poder intervenir de forma adecuada y asertiva.

Las causas que pueden ocasionar enuresis infantil son:

  • Retraso de la capacidad de «mantener la orina» (éste puede ser un factor hasta la edad de 5 años aproximadamente).
  • Vejiga pequeña (niños con micciones diurnas frecuentes).
  • Entrenamiento inadecuado del uso del baño, iniciar demasiado pronto o demasiado tarde el control del pipi.
  • Presencia de sueño profundo (es muy común que los niños con enuresis presenten sueño profundo que les impide recibir el aviso de «vejiga llena»).
  • Factores neurológicos, fisiológicos, genéticos (el problema suele ser reincidente en familias con algún miembro que sufrió enuresis)
  • Circunstancias emocionalmente críticas para el niño: (nacimiento de un nuevo hermanito, cambio de colegio o de domicilio, ansiedad etc.)

La enuresis infantil puede generar frustración y enojo de los padres, ya que muchas veces es percibido como un comportamiento intencional. Por esto es importante entender que la enuresis infantil es un padecimiento inconsciente que afecta el autoestima de tu hijo y por esto debe de ser tratado con paciencia y amor, nunca se debe recurrir a los regaños, castigos o ridiculización como modo correctivo, ya que esto sólo causará problemas emocionales severos en tu hijo.

Fuente: Lic. Rosario Kúsulas

Especialista en Psicología Infantil

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

 

Comments

comments