Responsabilidad en la infancia

Responsabilidad en la Infancia

Responsabilidad en la Infancia

La responsabilidad en la infancia es un valor fundamental que los padres deben enseñar a sus hijos.  Este debe inculcarse desde que los niños son pequeños, estableciendo normas que sirvan como punto de partida para que estas sean adquiridas y aplicadas de forma cotidiana.Toda responsabilidad está estrechamente unida a la obligación y al deber.

Para lograr que los niños comprendan y pongan en práctica el sentido de responsabilidad, se requiere de información, orientación, paciencia, constancia y confianza; permitiéndole que participe en la toma de decisiones, darle oportunidad de asumir el resultado de sus acciones, comprender los fracasos, limitaciones y elogiar sus logros.

Para fomentar el sentido de la responsabilidad en la infancia es recomendable empezar formándole a tu hijo poco a poco en el compromiso y la entrega, intentando que desde pequeño se encargue, dentro de sus posibilidades, de recoger su habitación, de acomodar sus juguetes, de lavar los trastes, de organizar su mochila, su uniforme, etc. A medida de que tu hijo que vaya creciendo, puede ir adquiriendo responsabilidades más importantes como sacar la basura, ayudar a arreglar el jardín, etc.

Todo esto, haciéndole saber que cuenta con el afecto y apoyo incondicional de papá y mamá, pero también no se debe olvidar que ellos deben enseñar con el ejemplo ya que es más fácil que el niño aprenda este valor si los padres los practican constantemente. El valor de la responsabilidad  le dará a tu hijo la capacidad de cuidar de sí mismo y crecer siendo un adulto productivo en su vida futura.

¿Cuándo comenzar a inculcar en los niños el valor de la responsabilidad?

Esto es un proceso que debe comenzar desde que tu hijo es pequeño. A medida que  va creciendo y de acuerdo a sus capacidades, se le debe desarrollar la idea de que es capaz de lograr las cosas por sí mismo. Esto le dará la auto-confianza suficiente para desarrollar las tareas que le son asignadas y tomar la iniciativa de tratar de lograr otras cosas positivas.

Recuerda que ser responsable no es lo mismo que ser obediente. Dar órdenes y ver como se cumplen no es enseñar responsabilidad. Los niños actúan de manera responsable cuando se comportan adecuadamente sin que haya que recordárselos una y otra vez.

Para saber si tu hijo es o no responsable no dejes de leer nuestra próxima nota.

Fuente: Lic. Jessica Sebastian

Especialista en Psicología Infantil

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

Comments

comments

Chatea con nosotros
¿Necesitas ayuda?
¡Bienvenid@! Gracias por comunicarte a Reconstruye 😀 ¿Cómo podemos ayudarte?
Powered by