Estimulación del lenguaje

Estimulación del lenguaje

Estimulación del lenguaje

Aproximadamente al año de edad la mayoría de los bebés ya han emitido sus primeras palabras. Aunque algunas no son reconocidas por los demás como tales, casi siempre los padres son quienes las entienden. Desde que el bebé nace, reconoce la voz humana aunque no necesariamente la lengua materna y sabe diferenciarlo de otros ruidos.

Las madres, desde el nacimiento de su hijo han encontrado forma de hablar con él, por lo que han comenzado con la estimulación para la expresión del lenguaje  ha comenzado. El niño comienza a aprender primero el lenguaje receptivo (comprende lo que le dicen) y luego a dominar el lenguaje expresivo (comienza a hablar). Cuando el niño comienza a hablar, el incremento en los dos tipos de lenguaje es progresivo y sustancial a partir de sus primeras palabras.

Las investigaciones realizadas en niños acerca de la adquisición de las primeras palabras, demuestran que éstas comienzan a expresarse entre los 9 meses y el año de edad y se ha calculado que en promedio, un niño de 15 meses emite alrededor de 10 palabras, mientras que alrededor de los 20 meses ya está en condiciones de expresar más de 50. Por lo general, hay un incremento en la adquisición de nuevas palabras durante el segundo año de vida, ya que en cuanto se adquiere una cantidad de 20 a 40 palabras, esta comienza a acelerarse y en dos o tres semanas el niño adquiere ocho o más palabras por semana.

En un inicio, el lenguaje surge por imitación. Los niños imitan los movimientos y los sonidos que hacen sus padres, cuando articulan las palabras. En este proceso, también es importante la estimulación del lenguaje mediante la comprensión de lo escuchado y de lo expresado.

Para prevenir las dificultades del aprendizaje del lenguaje, se deben tener en cuenta una serie de aspectos que le ayudarán a tu hijo a adquirir el lenguaje. Para que el bebé sienta la necesidad de comunicarse con las personas que le rodean, se puede poner en práctica, a modo de juego, y desde la más temprana edad diferentes ejercicios, mismos que abordaremos en nuestra próxima nota.

Fuente: Alma Ponce

Especialista en Audición, Voz y Lenguaje

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializada

Comments

comments