¿Cuánto tiempo necesitará Terapia mi hijo?

¿Cuánto tiempo mi hijo necesita Terapia?

¿Cuánto tiempo necesitará Terapia mi hijo?

Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los padres de  niños que requieren asistir a Terapia es ¿Cuánto tiempo necesita mi hijo acudir a Terapia?

Sin embargo, no existe una respuesta exacta ya que existen múltiples factores que influyen en esto pues hay muchas variables que afectan el tiempo de Terapia que necesitará un niño:

1.- Tipo de trastorno que presenta tu hijo, ya que algunos son de por vida, tales como el Sindrome de Down o el Autismo. En estos casos los niños podrían necesitar tratamiento durante toda su vida.

2.- La gravedad de la patología es otro factor a considerar.

3.- La edad del niño (mientras más temprano comience a recibir terapia mejor será el resultado), y por supuesto, las habilidades y metodologías de la terapeuta y la participación de la familia en el proceso de tratamiento, también son aspectos a considerar.

Por consiguiente, algunos de estos factores están fuera del control de la especialista. Existen aspectos que son muy importante que consideres antes de que tu hijo acuda a Terapia:

1.- Acudir con una especialista en el área de lenguaje, psicología o aprendizaje según sea el caso de tu hijo, quien se encargará de evaluar, diagnosticar e impartir las terapias.

2.- Tu participación es fundamental, porque si tu hijo recibe 2 horas de terapia a la semana y está despierto 12 horas al día, entonces recibe tratamiento sólo el 2% del total de su tiempo en vigilia. Además si acompañas a tu hijo a las sesiones de Terapia, realizas los ejercicios sugeridos, repasas con él en casa, escuchas y pones en práctica las recomendaciones de la terapeuta invirtiendo 20 minutos diarios realizando actividades de seguimiento, se duplicará la cantidad que recibe de apoyo.

3.- Su terapeuta puede indicarte cómo integrar estrategias a sus rutinas diarias a fin de trabajar en los objetivos de la terapia durante sus actividades cotidianas. De esta forma agregará más de 20 minutos cada día, sin hacer nada adicional, solamente cambiando un poco sus rutinas.

En caso de que no puedas estar presente durante la Terapia, asegúrate de hablar con la terapeuta de tu hijo todas las semanas para saber cómo puedes ayudarlo en casa porque de esa forma se obtendrán avances significativos.

Es importante que sepas que la Terapia requiere tiempo, por lo que es necesario darle a tu hijo un tiempo que no exceda a los 6 meses para observar avances, antes de decidir que esta no funciona.

 Fuente: Lic. Alma Ponce

Especialista en Audición y Lenguaje

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

 

Comments

comments