¿Cómo ayudo a mi hijo a superar la ansiedad de separación?

¿Cómo ayudo a mi hijo a superar la ansiedad de separación?

¿Cómo ayudo a mi hijo a superar la ansiedad de separación?

Durante el proceso de ansiedad a la separación es normal que experimentes muchos tipos de emociones, porque probablemente te sientas culpable de dejar a tu hijo para irte  trabajar o para realizar alguna otra actividad.

Sin embargo, la forma en la que abordes con tu hijo esta separación lo ayudará a ir reduciendo su ansiedad y su miedo a que te vayas.

¿Cómo despedirte sin ocasionar llantos?

  • Elegir el momento adecuado. Procura no separarte de tu hijo cuando  pueda estar cansado, con hambre o nervioso. Es mejor que programes el momento de tu partida después de las siestas y las comidas.
  • Practicar. Realiza ejercicios con tu hijo para separarte de él y para que vaya conociendo poco a poco a las personas y los lugares nuevos. Si piensas dejarlo  al cuidado de un familiar invita a la persona para que pasen un tiempo juntos mientras estes presente. Si tu hijo va a empezar a ir a una nueva guardería o Colegio, visiten el lugar juntos unas cuantas veces antes de que se dejarlo todo el horario completo. Practica dejándolo con  un cuidador durante cortos períodos de tiempo, para que pueda acostumbrarse a estar separado de ti.
  • Transmítele tranquilidad y se coherente. Crea un ritual para irte, de modo que pueda despedirse de un modo agradable y amoroso. Dale  confianza y tranquilidad, coméntale que vas a volver y explícale cuánto tardarás en regresar con conceptos que claros  (por ejemplo, después de cenar), porque todavía no puede comprender la noción de tiempo. Concédele toda tu atención al despedirte, y cuando digas que te vas, házlo ya que si vuelves, sólo empeorarás las cosas.

Hay padres que intentan emplear la estrategia de escabullirse cuando su hijo se distrae, a lo que varios expertos comentan que sólo les ocasiona más ansiedad y estrés. Por lo que es mejor que te despidas amorosamente aunque llore o grite y confíes en la persona que ahora está a su cargo.

  • Cumple tus promesas. Es importante que regreses en el momento en que le haz prometido hacerlo, porque tu hijo desarrollará su confianza en que puede afrontar ese tiempo de separación.

Una vez que tu hijo se quede en el Colegio o al cuidado de alguien puedes llamar unos 20 minutos después para asegurarte que ya se haya calmado y esté jugando con otras cosas.

Recuerda que esta etapa pasará, de ti depende que él se adapte a esta situación sin ningún conflicto.

Fuente: Lic. Nubia Cabrera

Psicopedagoga

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

Comments

comments