Tratamiento para la hiperactividad

 

Tratamiento hiperactividad

Tratamiento para la hiperactividad

La hiperactividad es un trastorno de conducta en los niños en donde desarrollan una intensa actividad motora, se mueven continuamente sin que toda esta actividad tenga un propósito, van de un lado para otro, comenzando alguna tarea pero que abandonan rápidamente para comenzar otra, que a su vez, vuelven a dejar inacabada.

Es importante realizar una evaluación psicológica completa que ayude a diagnosticar el trastorno; así mismo, es fundamental contar con una evaluación neurológica que pueda confirmar dicho diagnóstico, ya que muchas veces son los maestros quienes diagnostican a los niños de forma errónea causando mayores dificultades a largo plazo.

El tratamiento para la hiperactividad depende de cada caso individual. El neuropediatra será el encargado de controlar el tratamiento, valorar la eficacia y la tolerancia al fármaco administrado mediante revisiones periódicas, más frecuentes al inicio del tratamiento y más distanciadas una vez que se haya ajustado adecuadamente la dosis del fármaco. Esto servirá para ayudar a que el niño pueda concentrarse mejor.

El tratamiento cognitivo  conductual dentro de la terapia psicológica se basa en el planteamiento de la realización de tareas, donde el niño aprende a planificar sus actos y mejora su lenguaje interno. A partir de los 7 años, el lenguaje interno asume un papel de autorregulación que los niños con hiperactividad no tienen tan desarrollado.

Por lo que, el tratamiento psicológico está destinado a mejorar el ambiente familiar y escolar, favoreciendo una mejor integración del niño a la vez que se le aplican técnicas de modificación de conducta, fomentando el reforzamiento positivo (alabanza), atención, recompensas y privilegios. De esta forma se anima al niño a portarse bien. Cuando el comportamiento no es el deseado, se aplican castigos y se reduce o elimina la atención que se le presta para que el niño aprenda gradualmente que el buen comportamiento reduce el conflicto y hace la vida mucho más agradable.

En conclusión, la forma más eficaz de tratar la hiperactividad en la infancia consiste en combinar la terapia conductual y la farmacología, ya que se ejerce efectos inmediatos gracias a la medicación y efectos de larga duración gracias a las ventajas de la terapia psicológica.

 Fuente: Lic. Jessica Sebastian

Especialista en Psicología Infantil

Reconstruye, Centro Psicopedagógico Especializado

Comments

comments